Cómo proceder en caso de acoso laboral

El acoso laboral es el hostigamiento o intimidación que se ejerce sobre un trabajador de manera continua por parte de una o varias personas en su ambiente laboral. Generalmente este maltrato es psicológico o moral, pero en algunos casos puede llegar a comprender agresiones físicas.
Mobbing es el anglicismo por el cual se conoce al acoso laboral mundialmente. Proviene del verbo to mob que significa asediar o acosar, justamente. También existe la palabra bossing que se refiere al acoso laboral que ejerce un jefe sobre su subordinado. En algunos países también se conoce a este tipo de hostigamiento como bullying laboral.
La intimidación constante a la que se encuentra sometida el trabajador puede incluir desprecios, burlas, amenazas o exclusión, y finalmente llevar a la persona acosada a un estado de miedo, terror, desánimo, manifestaciones psicosomáticas como cefaleas o gastroenteritis, y estrés. Este último puede llegar a niveles alarmantes y repercutir seriamente en la salud física y el bienestar psicológico de la persona.
Heinz Leymann, el doctor que conceptualizó el mobbing, delimitó 45 formas de acoso, las cuales dividió en 5 grupos: limitar la comunicación de la víctima, aislarla socialmente, atacar a su reputación, desacreditarla profesionalmente y, por último, perjudicar su salud física. Es conveniente repasar la detallada lista de Leymann para saber si nos encontramos ante un caso de acoso laboral, para luego proceder adecuadamente y enfrentarlo como corresponde.
Entonces, en primer lugar es pertinente identificar, con ayuda de la lista detallada en el párrafo anterior, que uno está siendo víctima de acoso laboral y contactarse con un abogado laboral que lo asesore y lo guíe durante todo el proceso. También puede comunicarse con asociaciones sindicales o con oficinas públicas que se comuniquen con el empleador para intentar mediar la situación. Si esto no resulta se puede proceder a realizar la denuncia.
En ambos casos, es pertinente recolectar pruebas de los hostigamientos, esta tarea es sumamente importante ya que gracias a ello podrá demostrar judicialmente que ha padecido efectivamente de mobbing en su ambiente laboral. Consulte con su abogado laboral cuáles son los procedimientos legales y correctos para realizar la recopilación de pruebas.
Por último, si ha decidido ir por la vía legal y entablar un juicio por acoso laboral debe formalizar la denuncia con la ayuda de un abogado laboral de amplia trayectoria y experiencia. En caso de ganar el juicio le corresponderá una indemnización por acoso o violencia laboral.

Deja un comentario