¿Cómo se desarrolla un proceso judicial?

El proceso judicial se compone de una sucesión de actos jurídicos que tienen como finalidad aplicar la ley para sancionar un caso. En él intervienen el Estado como soberano, las partes y las demás personas que puedan verse involucradas.
El objeto del proceso judicial es la querella que surge por la intervención de ambas partes. Por un lado se encuentra el actor, que sería la parte demandante, y por el otro el demandado.

Ambas partes intervinientes presentan sus fundamentos, los cuales son cuestiones de hecho y cuestiones derechos. En las cuestiones de hecho se debaten los antecedentes de los derechos reclamados por las partes. Mientras que en el segundo caso se debate acerca de la interpretación que se les dan a los derechos en materia jurídica.

Podemos decir resumidamente que el proceso judicial se desarrolla de la siguiente manera: se inicia cuando un demandante abre un juicio o cuando lo abre el mismo tribunal. Este segundo suceso se denomina de oficio. Y finaliza con una sentencia, en la cual el tribunal o el juez determinarán una resolución judicial.
A su vez, el proceso será distinto en el caso de ser o no penal. El proceso penal comienza con la preinstrucción, fase en la cual el juez dictamina el auto, el cual define el objeto del proceso penal. Luego, en la fase de instrucción las partes deben presentar todas las pruebas sobre el hecho imputado al juzgador. La tercer fase comprende el juicio propiamente dicho, y culmina dando paso a la cuarta fase que es la sentencia.

En el proceso no penal la primera etapa es la expositiva, y en ella las partes expresan en sus demandas la querella ante el juzgador. En la segunda fase las partes y el juzgador realizan comprobaciones sobre los hechos controvertidos. Esta etapa se denomina aprobatoria o demostrativa. En tercer lugar, se da paso a la etapa conclusiva, la cual es similar al juicio en el proceso penal y en la cual el juzgador da a conocer la sentencia. Luego se recurre generalmente a la fase de apelación, con excepción de algunos casos de proceso mercantil, civil y de trabajo. Y, por último, tiene lugar la fase de ejecución procesal, en la cual se puede lograr una ejecución forzosa de la sentencia.

Deja un comentario