Derechos laborales de las embarazadas

La Ley de Contrato de Trabajo en Argentina y la Ley de asignaciones familiares contemplan un conjunto de derechos para las mujeres que quedan embarazadas y están laboralmente activas. Es necesario conocer los derechos laborales de las embarazadas y los procedimientos que se deben llevar a cabo en estos casos.
Una mujer cuando queda embarazada debe comunicárselo a su empleador y presentar un certificado médico con la fecha posible del parto. Esto es necesario para acordar las fechas de la licencia por maternidad. También es necesario porque si una mujer no presenta el certificado médico a su empleador corre el riesgo de que, en caso de ser despedida, no cobre la indemnización correspondiente.
Las trabajadoras con un embarazo normal y sin riesgo tienen derecho a 90 días de licencia por maternidad, los cuales pueden ser divididos en 45 días antes del parto y 45 días post parto, o bien 30 días antes del parto y 60 días post parto. En caso de parto prematuro, la mujer tiene derecho a 90 días de licencia post parto presentando un certificado médico que lo acredite. Durante la licencia se cobra el salario íntegro.
Además del salario, durante el embarazo la mujer puede cobrar la asignación prenatal desde el primer mes de embarazo hasta el parto. Pero para cobrarla es requisito tener como mínimo 3 meses de antigüedad en su trabajo y que su salario y el de todo el grupo familiar no superen los montos que establece la ley para beneficiarse de este tipo de asignación. Asimismo, el monto de la asignación prenatal depende del sueldo de la embarazada y del de su grupo familiar, y son actualizados y determinados por la ANSES.
En un caso de despido a una mujer embarazada hay que tener en cuenta que se lo considera discriminación y se tiene que pagar una indemnización especial. Si una trabajadora presentó el certificado de embarazo y su empleador la despidió en los 7 meses y medio anterior o posterior al parto se considera que fue por embarazo, sin necesidad de que la mujer tenga que probar nada. Pero, si el certificado de embarazo no fue presentado la mujer va a tener que probar que su empleador estaba al tanto de la situación. A su vez, la trabajadora puede empezar un proceso judicial para que le devuelvan el trabajo.

Deja un comentario