¿Qué hacer ante un reclamo o demanda laboral si soy empleador?

Las demandas laborales son procesos delicados y complejos. Se basan en sucesos que ocurren dentro del marco temporal y espacial del trabajo y competen al empleador y al empleado. El trabajador puede iniciar un reclamo laboral a su empleador por incumplimientos de lo pautado en el contrato laboral, el cual puede referirse a despidos injustificados, falta de pago de salarios, falta de tareas, discriminación, acoso, entre otras cuestiones.
Lo cierto es que sólo un 10% de los juicios laborales son ganados por el empleador. Entonces, si bien lo más importante tanto a nivel profesional como ético es mantener un ambiente laboral sano y cumplir con todo lo pautado en el contrato con los empleados, también es fundamental saber qué debo hacer como empleador a la hora de recibir una demanda laboral.
Lo primero que debo tener en cuenta es leer bien la demanda al momento de recibirla. Si está dirigida al nombre del empleador o de la empresa se debe aceptar, si esto no es así entonces se debe rechazar. Una vez aceptada, se la debe pasar inmediatamente a su abogado, ya que él debe realizar la respuesta dentro de los dos días de recibida. Si no se cumple con dicho plazo se genera una presunción en contra del empleador, es decir, se considera que reconoce sus actos por los cuales fue demandado. Este segundo paso dentro de una demanda laboral es muy importante ya que sellará el destino de la demanda a futuro.
La siguiente etapa sería planear una estrategia judicial junto al abogado empresarial, esto incluye recolectar pruebas y testigos que puedan dar fe del accionar del empleador y del empleado.
En Capital Federal se debe pasar por una etapa previa obligatoria de conciliación laboral, pero no es así en el resto del país. La etapa de conciliación está armada para que las partes lleguen a un acuerdo sin necesidad de recurrir a un proceso judicial, pero si esto no ocurre ya tienen vía libre para iniciar la demanda.
Para finalizar, cabe aclarar que una demanda laboral se gana antes de que ocurra. Esto quiere decir que es muy importante para cualquier empleador o empresa estar asesorado por un estudio jurídico especialista en lo laboral que se asegure de que se cumplan todos los pasos legales dentro de la empresa. De esta manera si llegara a ocurrir una demanda laboral, el empleador ya contaría con toda la documentación necesaria de su accionar para hacerle frente al reclamo.

 

 

 

Deja un comentario